Polet y los Sentimientos. Tres piezas de teatro sobre el rencor, la xenofobia, la vergüenza y la envidia

ISBN: 9788478696802

5,00

Nivel escolar: 6 a 10 años.

En este libro se trata, desde un punto de vista teatral, algunos de los sentimientos negativos que encontramos a diario en nuestros niños: el rencor y la xenofobia, la vergüenza y, por último, la envidia.

Las tres obras que se ofrecen pueden convertirse en instrumentos de ayuda para erradicar estos sentimientos que dañan la inocencia y la pureza de aquellos que las sienten. Ni que decir tiene que, por sí solas, no son suficiente; tienen que formar parte de un trabajo continuado por parte de padres y educadores.

Muchas veces intentamos hacer ver a los alumnos, con charlas y explicaciones, conceptos que para ellos son tan normales que sólo involucrándoles en una situación ficticia,  son capaces de valorarlos, reconocerlos y, así, aceptarlos y modificarlos. Cuando leemos un cuento o historia siempre resulta más lejano por ser siempre otra persona la que lo narra, pero el teatro no, cuando leemos teatro somos nosotros mismos los que hablamos, ponemos en nuestra boca todas las palabras y por ello resulta más sencillo sentirse identificado. Es por ese motivo por lo que tratar estos sentimientos a través del teatro es más eficaz. El teatro es una alternativa a los juegos de rol que nos aporta además otros beneficios como son: mejora de la memoria, de la expresión oral, vocalización, lectura, relación con los demás, expresión de los sentimientos…

Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:

Páginas interiores


5,00

Descripción

Actualmente vivimos en una época de prisas, resultados inmediatos, consumismo,  tecnología punta…  En este contexto crecen y se desarrollan nuestros alumnos: redes sociales, videoconsolas, T.V., móviles, ordenadores, etc…

Lejos ha quedado lo de fabricar ellos mismos sus juguetes y lejos va quedando lo de elegir libremente sus distracciones o inventar sus propios códigos de comunicación a través de áreas o recursos expresivos como la lectura, las artes plásti­cas, la música, la danza o el teatro.

Por desgracia, y en ocasiones sin apenas darnos cuenta, nos hemos convertido en una sociedad demasiado pasiva o mejor llamémosle, cómoda. Fruto de ello es frecuente escuchar expresiones como: he asistido a…, he visto…, me han contado que…, pero y ¿participó en…? o ¿participo de…?. No sólo se trata de ver, oír o asistir, sino de vivir. Tener la suerte de experimentar o vivenciar experiencias que nos hagan sentir como un ser vivo o más aún… participativo. Porque aquello que uno siente o vive perdura para siempre, tanto en la memoria como a lo largo de nuestro desarrollo personal como individuos.

La práctica teatral en el ámbito educativo sigue siendo una asignatura pendiente en nuestro sistema educativo actual. Tras continuas leyes y reformas parece que sigue guardada en un cajón de sastre del cual algunos atrevidos y, en ocasiones, alocados docentes se atreven a abrir y proporcionar al alumnado tantas y tantas aptitudes que les aportan las áreas del teatro y la expresión. Ese espíritu persistente de lucha y de inquietud por transmitir y fomentar la participación teatral por parte de este colectivo no sólo es respetable sino admirable, pues los retos y dificultades a los que se enfrentan los conocen bien aquellos que tienen ese don especial y la oportunidad de despertar actividades de provecho entre los más pequeños.

El teatro es un arte vivo, una manera de expresión activa sugerente que atrae y es bien aceptado por los alumnos, además de una herramienta indispensable en la formación global de la persona. Con el teatro no sólo se enseña y se recrea, va más allá, se comparten experiencias, se descubren emociones y se muestran sentimientos.

Es necesario que  continuemos proponiendo y apoyando desde los colegios y los colectivos culturales cualquier tipo de actividad teatral, por modesta que sea, en la que nuestros pequeños y adolescentes disfruten  y a su vez aprendan, no sólo palabras, sino hechos, tales como: respeto, colaboración, comprensión, aceptación, solidaridad, responsabilidad, liber­tad, compromiso, integración, trabajo en equipo…  Palabras que solemos escuchar muy a menudo pero que, al mismo tiempo, nos cuesta mucho llevar a la práctica.

 

 

Información adicional

Peso 0.200 kg
ISBN

Páginas

Año edición

Edición nº

Temática

Edades

Dirigido a

, , ,

Encuadernación

Formato

Colección

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Polet y los Sentimientos. Tres piezas de teatro sobre el rencor, la xenofobia, la vergüenza y la envidia”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te recomendamos…