¿Qué es el miedo?

Cuando hablamos de miedo, recordamos la sensación que nos produce, boca seca, tembleque, huir o quedarte quieto sin poder reaccionar. Pero el miedo también es ira, enfado, inseguridad, ansiedad. Son muchas cosas y cada uno de nosotros las vivimos de una manera diferente. Sé que a la pregunta ¿Qué es el miedo? Cada uno respondería según su experiencia y su escala de prioridades.

Dicho lo anterior y para centrar el tema vamos a coger como referencia la definición de miedo según la RAE es ”angustia por un riesgo o daño real o imaginario” o ”recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea”.

En términos más científicos y según María Docavo en su libro Como Vencer Nuestros Miedos” hasta la célula más pequeña tiene un comportamiento defensivo ante estímulos externos y este es el principio del temor.  A esa célula le siguen el corazón, el estómago, el sistema nervioso, etc.

El miedo se origina en el sistema límbico, que se encuentra justo debajo de la corteza cerebral y hace que la respuesta de nuestro cuerpo sea automática, nos hace sobrevivir, paralizarnos o huir, según las circunstancias en las que nos encontremos.

Una de las consecuencias del miedo es el estrés, el cual produce un desequilibrio en el organismo que si se mantiene durante mucho tiempo llega a generar enfermedades. Este estrés se activa en momentos de peligro puntuales y cuando mantenemos estados emocionales prolongados.

Debido al coronavirus este miedo está en los niveles más altos. La salud y el dinero presentan grandes interrogantes y cada uno de nosotros lo afrontamos como podemos. A esto hay que añadirle, que nos enfrentamos a una situación nueva, como es la de vivir encerrados o tener que ejercer de padre, madre, profesor, psicólogo y además controlar nuestros pensamientos, todo 24 horas al día.

Son situaciones extremas que hacen que salgan nuestros miedos más profundos, algunos lo hacen quedándose en casa y ayudando a todo su entorno; otros saliendo a la calle y desobedeciendo, otros cumpliendo las normas a rajatabla, sin ninguna flexibilidad y así hasta completar los 9 tipos de personalidades fundamentales, representados en el eneagrama.

Ante esta situación, hemos hablado con María Docavo que nos ofrece algunas pautas a la hora de enfrentarnos al miedo en el siguiente vídeo:

 

 

 

Un ejercicio que nos recomienda esta autora es el de escribir en un papel lo que sentimos, escribir utilizando colores o lo que queramos, fundamental no juzgar lo que hemos plasmado en el papel y entender de donde viene ese miedo.

Al final es nuestro cerebro el que genera un tipo de mensaje u otro, por lo que necesitamos que los pensamientos e ideas en nuestra cabeza sean sanos y positivos. Empezar a trabajar con recursos de “Atención plena y fortalezas de carácter” de Manuel moderno, por ejemplo, para encontrar la respuesta a la importancia de la consciencia del momento, la meditación y de cómo todas estas técnicas provenientes del budismo pretenden hacernos despertar y alcanzar un estado de paz interior, donde nada ni nadie pueda alterarlo. A través de ejercicios y de actividades en 8 sesiones, este manual, nos ayuda a tener una vida más satisfactoria.

Contarnos como estáis viviendo esta situación, dejar los comentarios en el blog, por favor.

Y para cerrar, queremos compartir con vosotros esta frase  para que nos ayude a reflexionar y sacar todo lo bueno de esta situación:

“El momento presente es el único tiempo que tienes, la persona más importante es la persona con la que te encuentras y la búsqueda más importante es contribuir a la felicidad de esa persona”

Por | 2020-03-19T13:19:38+02:00 19 de marzo de 2020|Artículo, Noticias|0 Comentarios

Déjanos un comentario