• NIVEL B: Prueba para ser utilizada por profesionales con conocimiento sobre la teoría de los test y métodos estadísticos, garantizado por la correspondiente titulación académica. EDADES DE APLICACIÓN: De 5 a 10 años.

    La Dislalia o trastornos en la articulación de las palabras constituye una problemática muy común en los niños y niñas comprendidos entre los 5 y 8 años e incluso en edades más avanzadas. La dificultad de pronunciación del fonema en concreto deriva, en la inmensa mayoría de los casos, de una alteración funcional en los órganos que intervienen en el habla, especialmente en incorrectas posiciones de los labios, de la lengua, incorrectas respiraciones, ausencia de vibración en la lengua, fugas de aire por la boca, nariz, dientes, etc.

    Estos pequeños problemas constituyen una cuestión importante en el mismo momento en que se establecen mecanismos erróneos de pronunciación defectuosa. El defecto de pronunciación se automatiza y pasa a formar parte del habla cotidiana del niño, reflejándose también en la lengua escrita, lo cual contribuye a aumentar sus dificultades académicas que se proyectan en el área del Lenguaje.

    Es bastante frecuente que los padres comiencen a preocuparse por qué su hijo o hija de 3, 4 o 5 años no pronuncia correctamente. Esta cuestión hasta cierto punto se considera normal. Existe lo que se denomina Dislalia de Evolución que consiste en la incorrecta pronunciación de fonemas en esa edad mencionada y que constituye una fase o periodo de tiempo correspondiente al aprendizaje con errores y con aciertos) y la maduración de ka funcionalidad de los órganos intervinientes en la articulación hasta que, gradualmente y a la edad de los 6 años aproximadamente, se perfecciona desapareciendo entonces las anomalías. Sin embargo en algunos casos, dichos problemas de articulación subsisten porque continua existiendo o aparecen causas tales como presencia de frenillo lingual, dientes caídos, fugas de aire, arcadas dentarias de difícil superposición, la lengua no ha aprendido a vibrar (caso de la rr) y, también, otro tipo de causas tales como la existencia de modelos a imitar en el ámbito familiar y social. Ante esta problemática resulta muy aconsejable ser tenida en consideración y se le preste la debida atención con el propósito de entrenarle a pronunciar bien cada uno de los fonemas correspondientes a cada letra del abecedario, así como las sílabas, palabras, frases, etc. Debe distinguirse las Dislalias Funcionales de aquellas que tienen un acusado componente orgánico cual es el caso de las Disglosias, caracterizadas por alguna lesión anatómica (malformación, traumatismo, parálisis, problemas odontológicos, etc.). Este tipo de Dislalias no suelen ser tan frecuentes en la población infantil como las Dislalias Funcionales, si bien, algunas pequeñas lesiones anatómicas, por ligeras que éstas sean, (frenillo lingual, dientes caídos, etc.) pasan, en ocasiones, a formar parte del problema articulatorio del niño o de la niña, resultando a veces muy difícil establecer hasta qué punto existe una dislalia funcional estrictamente pura o una disglosia. Tanto en un sentido como en el otro,el PAF. Prueba de Articulación de Fonemas constituye un valioso aporte al especialista para detectar los aspectos intervinientes en la emisión fonémica debiéndose tener en cuentan en el apartado de observaciones de la prueba, el registro de aquellas otras incidencias no contempladas en los ítems cuales puedan ser las posibles lesiones que, por observación y exploración, detecte el examinador y que resulten básicas y fundamentales para proceder a la reeducación logopédica. PAF. Prueba de Articulación de Fonemas se complementa con el material de reeducación de las dificultades detectadas Fichas de Recuperación de Dislalias. Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:
    Páginas interiores
     
  • Nivel escolar: 9 a 14 años. En este cuaderno de trabajo para los alumnos se les proporcionan una serie de ejercicios correctores de 10 tipos de errores que tienen mayor frecuencia de aparición en el desempeño lectoescritor. Se presupone, como fase previa, que los alumnos de 3º y 4º de Primaria ya han adquirido cierto dominio de la lectoescritura y la finalidad de los mismos es corregir los errores mencionados antes de que puedan llegar a consolidarse y formar parte del repertorio o estilo de leer y escribir de los alumnos. Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:
    Páginas interiores
  • Nivel escolar: 12 a 14 años.

    Cuaderno de técnicas de estudio como material de apoyo básico para el estudiante con el fin de ayudarle a organizar todos los recursos, medios y materiales para facilitar su tarea de aprendizaje. Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:
    Páginas interiores

  • Nivel escolar: 5 a 8 años.

    El cuaderno de ejercicios va dirigido a aquellos niños y niñas de edades comprendidas entre los 5 y 8 años de edad que, o bien necesitan corregir pequeños errores de pronunciación, o bien deben reeducar totalmente los defectos ya adquiridos y consolidados.

    El material, ampliamente experimentando en clínica privada, en clases de reeducación logopédica y Gabinetes Psicopedagógicos, constituye una ayuda muy valiosa mediante la cual los niños podrán normalizar su pronunciación y mejorar su habla.

    Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:

    Páginas interiores